domingo, 26 de octubre de 2008

La alegria de vivir


"Alegría de Vivir" de Matisse


Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría
Mario Benedetti

1 comentario:

orientador dijo...

Tener presente lo afortunados que somos es a veces muy complicado. Nos perdemos en deseos banales, en anhelos de una vida mejor. Pensamos en nuestras carencias, nuestros defectos, y consideramos nuestra vida una trajedia o un contínuo encefalograma plano si no estamos en un contínuo estado de bienestar y euforia.
Vivir la vida con alegría es para mi saber apreciar el momento, sentir desde lo más profundo de nosotros que lo que nos pasa es nuestro, y es ahora..., un ahora lleno de oportunidades e ilusiones cumplidas y otros tantas por realizar. Aceptar que la vida tiene limitaciones y no por ello debemos de perder esa "Alegría de vivir".
Gracias Delia.